viernes, 22 de noviembre de 2013

Barricada se despide a lo grande

Barricada comenzó a despedirse de sus fans en su Pamplona natal, en el primero de sus tres conciertos de despedida. Lo que iba a ser una sola actuación, el 23 de noviembre, se ha convertido, por demanda popular, en un miniciclo que arrancó el viernes. La banda navarra de rock vendió en unas pocas horas todas las entradas del Anaitasuna para los días 22 y 23. Después se añadió la del 15. Es un nuevo récord para un cuarteto que no ha dejado de cosechar marcas: una trayectoria de 31 años, 20 discos publicados, más de un millón de copias despachadas… Meritorio para un grupo de rock urbano que nunca ha renunciado a las letras reivindicativas y al sonido duro y guitarrero.

La puerta de una reunión futura queda abierta, pero se disuelven dos años después de la traumática marcha de su vocalista durante casi tres décadas, Enrique Villarreal El Drogas, y coincidiendo con el anuncio del guitarrista y segunda voz, Javier Hernández Boni, de “dejar el grupo para iniciar otro proyecto más personal”.